8º) La sentencia judicial

Después de la celebración del juicio y practicada la prueba, en un plazo aproximado de quince o veinte días, nos dictan y notifican sentencia. En un procedimiento contencioso de divorcio, separación o medidas paternofiliales nadie gana y nadie pierde, al contrario ambas partes dejan al juez el criterio sobre las medidas a adoptar y generalmente las sentencias no contienen todos los pronunciamientos que quiere una de las partes. En el caso de Pedro, el juez dicta una custodia compartida, por entender que el beneficio de los menores y su interés es continuar con los cuidados de ambos progenitores, si bien, el juez decidió también que el uso y disfrute del inmueble familiar fuera inicialmente a favor de la madre, por tener recursos económicos, si bien, limitado en el tiempo al ser privativo del padre.
Leer más

7º) La celebración del juicio

El día señalado por el Juzgado, se procede a la celebración del juicio. En Madrid, suele ser habitual que si se ha presentado demanda de divorcio con solicitud de medidas provisionales coetáneas, se celebre en unidad de acto, esto es, ambas demandas se enjuician en una única vista. Con ello, se consiguen agilizar tiempos y evitar a las partes tener dos juicios, con toda la carga emocional que ello supone. Asimismo, existen otros juzgados con la misma práctica, la cual, y según mi criterio, es mucho más favorable, por lo ya comentado en cuanto a la agilización y la falta de necesidad de llevar nuevamente a las partes a otro pleito, y como siempre indico, hablando en términos generales, porque excepciones hay para todo.
Leer más

6º) La preparación del juicio

Admitida a trámite la demanda, se procede por el Juzgado al traslado a la otra parte para su contestación o citación de vista, dependiendo de si estamos en un procedimiento de medidas provisionales o un procedimiento de divorcio. Los procedimientos serían idénticos si solicitáramos medidas paternofiliales, salvo la declaración de divorcio y demás declaraciones inherentes a una petición de divorcio (revocación de poderes, administración de la sociedad de gananciales, etc.)

Con la citación a vista o juicio, el Juzgado concede el plazo de tres días para proponer testigos, solicitando en este momento procesal la prueba anticipada necesaria para el día de juicio: oficios a las empresas certificando los horarios laborales o los rendimientos salariales, averiguación patrimonial.


Leer más

5º. La interposición de la demanda por no haber acuerdo. El comienzo del proceso judicial

Concluidas las negociaciones, el letrado de cada parte nos disponemos a redactar las demandas. En los procesos de familia, es habitual interponer demanda de medidas provisionales y demanda de pleito principal. Se puede elegir entre un primer procedimiento y un segundo, o bien la ley nos concede la posibilidad de interponerlas coetáneamente.

El procedimiento de medidas provisionales, consiste básicamente, en solicitar un juicio en el que, sin entrar exhaustivamente en el fondo del asunto, se pueda dictar una resolución que establezca las medidas judiciales en relación a los hijos. Es un procedimiento mucho más rápido y, ante una situación de crisis conyugal y gran dificultad de acuerdos, necesario para poder tener unas medidas judiciales a la que las partes puedan acogerse.


Leer más

3º) El intento de mutuo acuerdo con el abogado del otro cónyuge

Tras las indicaciones de Pedro, me pongo en contacto con mi compañero para poder iniciar las negociaciones. Le comento las pautas que me ha dado Pedro y su intención de llevar a cabo un divorcio de mutuo acuerdo.

Comenzamos a redactar un convenio regulador en el que se deja constancia del régimen de custodia, qué ocurre con la vivienda familiar, cómo se asumirán los gastos de los menores y si se pacta, una pensión compensatoria.


Leer más

2º) La decisión de divorcio y adopción de las medidas que quieren acordarse

Una semana después recibo una llamada de Pedro, me informa que le ha comentado a su mujer la posibilidad de acudir ambos a un mediador, pero ella se niega, siendo ambos incapaces de sentarse juntos para poder llegar a un acuerdo.

Me solicita que intervenga,  y procedo a enviar una carta a su exmujer, solicitándole que su abogado se ponga en contacto conmigo, con el fin de poder alcanzar un mutuo acuerdo, y en caso de no recibir respuesta ninguna, le informo que interpondré una demanda judicial. En muy pocas ocasiones no he recibido respuesta.


Leer más

1º) La consulta en el despacho, la solicitud de asesoramiento

En el mes de enero del pasado año, acude a mi consulta, una persona a quien llamaré Pedro, para solicitar asesoramiento porque está pensando proceder a su divorcio, pero aún no ha tomado esta decisión.

En la consulta le pregunto su situación familiar, sus ingresos, los de su esposa, a quien llamaré María, y la edad de sus hijos. Me cuenta que tiene dos niños pequeños de 6 y 7 años, que su mujer lleva dos años sin trabajar y que se dedica al cuidado de los niños, que les ayudan mucho los abuelos paternos. Su salario laboral asciende aproximadamente a 2.000 euros mensuales, su mujer se encuentra desempleada, percibiendo cuando trabajaba la cantidad de 1.200 euros mensuales. El domicilio familiar es privativo de él, pero ambos cónyuges tienen una casa en común en la que vivieron hasta trasladarse al domicilio de él.


Leer más
Paloma-Zabalgo-Abogado-de-Familia

Diario de un divorcio

En las consultas que recibo en mi despacho, he podido observar que cuando una persona acude a un abogado para asesorarse en un procedimiento de  divorcio, en general, se siente muy perdida y desorientada. Puede ocurrir que ya haya adoptado esa decisión de divorcio, o bien, quiere simplemente conocer cuál es su escenario jurídico de cara a su divorcio a corto, medio o largo plazo.

No solamente hay que adoptar esa decisión de divorcio, que es una cuestión muy personal, sino conocer cuál es la situación jurídica en la que uno se encuentra,  cuál es la posible sentencia que se puede dictar, y dentro de esas posibilidades cuál sería el mejor acuerdo o si es necesario un procedimiento judicial contencioso. En general, muchas cuestiones, muchas dudas y mucha incertidumbre para afrontar en muy poco tiempo.


Leer más